Fononova: La nueva forma de comunicarte

Tu cesta de compra

Carro vacío
Tu estás aquí:

La cera actúa como protección natural del oído, atrapando el polvo, los microorganismos y las partículas extrañas que pueden lesionar el oído. Algunas personas producen más cera de la que puede eliminarse fácilmente y ésta se endurece causando pérdida de audición.

Mucha gente desconoce la forma correcta de limpiar los tapones de cera de los oídos y que limpiarlos incorrectamente puede afectar negativamente a su audición, ocasionando infecciones, perforaciones y otro tipo de lesiones. El uso de los bastoncillos no es recomendable puesto que puede empujar la cera más hacia el interior del canal auditivo, dificultando su eliminación. En ningún caso debe introducirse otros productos tales como zumo de limón, aceite o quemar papel en el pabellón auditivo para que la cera se derrita.

Para limpiar el oído basta con mojarlo en la ducha y limpiar la zona más externa del pabellón auricular con una toalla fina. Existen en el mercado productos para poder realizar este procedimiento en casa pero si el tapón persiste debe acudir al otorrinolaringólogo.

El especialista examinará el oído previamente para ver si hay lesiones y evitar que la limpieza no produzca daños mayores. El método de limpieza suele ser la irrigación, que consiste en la introducción de agua templada en el oído para reblandecer la cera y que salga hacia fuera.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Acceso usuario registrado

ofertas

amplificador Tv

auriculares

amplificador de conversación

envio a domicilio

fononova